Además de la miel, también producimos propóleo, un excelente antibiótico natural.

El propóleo que comercializamos lo recolectamos a través de rejillas, específicas para este fin, que se instalan por encima de los cuadros de la colmena, y las abejas se encargan de tapar los agujeros con el propóleo que obtienen de las yemas de los árboles.

En ningún caso se recoge el propóleo por sistemas de raspado de los cuadros, debido a las impurezas que puede contener.

Una vez hemos recogido el propóleo, se introduce en el congelador durante 72 horas, y a continuación lo retiramos de las rejillas y lo almacenamos en recipientes de vidrio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0
    0
    Tu Carrito
    Tu Carrito está vacíoRegresar a la tienda